Médicos podrán negarse a realizar tratamientos que atenten contra sus creencias.

•Este martes fue avalada en la Cámara Baja del Congreso de la Unión el derecho a la objeción de consciencia, que facultad a los médicos actuar bajo su libre albedrío.

0 32

Por: Renata Ávila

Es decir, “excusarse de participar en todos aquellos programas, actividades, prácticas, tratamientos, métodos o investigaciones que contravengan su libertad de conciencia con base en sus valores, principios éticos o creencias (…) siempre y cuando no implique poner en riesgo la salud o la vida de un paciente”.

Luis Medina, coordinador de la bancada de Morena en Zacatecas, expresó: “la gente no puede ser víctima de las creencias personales, no puede ser excluida porque eso nos colocaría en la situación de que algunas sectas religiosas prohíben la atención médica”.

El derecho a la objeción de consciencia en nuestro país fue promovido de manera inicial por la diputada Norma Edith Martínez Guzmán del grupo parlamentario del Partido Encuentro Social (PES), el 4 de noviembre de 2015.

La reforma busca adicionar el artículo 10-Bis de la Ley General de Salud. La legisladora intenta que se les  garantice el artículo 9 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que a la letra dice:

  1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de convicciones, así como la libertad de manifestar su religión o sus convicciones, individual o colectivamente en público o en privado, por medio del culto, la enseñanza, las prácticas y la observancia de los ritos.
  2. La libertad de manifestar su religión o sus convicciones no puede ser objeto de más restricciones que las que, previstas por la ley, constituyan medidas necesarias, en una sociedad democrática, para la seguridad pública, la protección del orden, de la salud o de la moral pública, o la protección de los derechos o las libertades de los demás.

De acuerdo con la exposición de motivos de la legisladora Norma Martínez, los profesionistas de la salud como todos los ciudadanos deben ejercer todos sus derechos humanos dentro de un marco jurídico que les garantice la seguridad jurídica y de sus derechos laborales en todas las circunstancias y casos en los que en la práctica de su trabajo se enfrenten a situaciones que pongan en riesgo sus valores éticos.

Por ello es imperativo reconocer en la ley el derecho a la objeción de conciencia, prerrogativa que no es nueva en el derecho positivo mexicano, pero si necesaria en su inclusión expresa dentro del marco jurídico.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...