Más piedras en el camino del ‘Chacal’

0 10

El día que Guillermo Rigondeaux (15-0-0, 12 KOs) despertó con la seguridad de que quería probarse en el boxeo de paga, sabía que tendría que sobrepasar infinidad de obstáculos. Intuyó que llegaría lejos gracias al talento que le permitió ser doble campeón olímpico (Sydney 2000 y Atenas 2004) con apenas 23 años. Entonces desató las ataduras impuestas por el gobierno cubano y partió en busca de su sueño profesional. Casi una década después, la aventura se ha convertido en una pesadilla.

 

De tropiezo en tropiezo ha sido el camino. Sin respiro. Primero Bob Arum, luego Gary Hyde y ahora Boris Arencibia. Ellos han puesto trabas en su progresión. Y no olvidar a sus colegas de profesión que también le han puesto una que otra zancadilla, minimizando sus habilidades y arguyendo que es un correlón.

 

Todos lo han “frenado” desde la comodidad de una oficina, la ineptitud manifiesta o la distancia de las redes sociales. Nunca el desafío ha sido sobre el cuadrilátero.

 

La última piedra la colocó la Organización Mundial de Boxeo (OMB) que lo desconoció como campeón súper gallo (122 libras) de la entidad. Días después, la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) hizo leña del árbol caído al declararlo “campeón en receso”, condición que por regla se le concede a los monarcas que han sufrido alguna lesión y no pueden pelear en un determinado lapso de tiempo. Esta no es la situación de Rigondeaux que se mantiene entrenando en los Cayos de La Florida.

 

Al menos la AMB no fue tan drástica como la OMB. En ambos casos, la razón de las decisiones fue la inactividad del peleador de 35 años.

 

SIN FAJA OMB

 

El puertorriqueño Francisco Varcárcel, mandamás de la OMB, aclaró que todavía no hay un veredicto final porque “hay un proceso apelativo, la decisión tiene que ser final primero”. Posteriormente explicó que de ser declarado vacante el título, el filipino Nonito Donaire (35-3-0, 23 KOs) y el mexicano César Juárez (17-3-0, 13 KOs) recibirían la oportunidad de disputarlo.

 

A pesar de la medida permanecer en un limbo legal, probablemente no habrá revocación si no prosperó inicialmente el documento de 11 páginas presentado por Caribe Promotions -la compañía que lleva la carrera de Rigondeaux- para justificar la inactividad del cubano.

 

“Ellos (Caribe Pomotions) nos habían enviado una contestación y el Comité entendió que las excusas o razones que presentaron por su inactividad no eran suficientes para dejar sin efecto la decisión del comité (de campeonatos) y recomendaron al comité ejecutivo que declarara vacante el título”, apuntó Valcárcel.

 

El federativo boricua subrayó que el cubano ha realizado apenas tres peleas en 31 meses y “no acaba de anunciarnos cuándo hará otra pelea, no sabemos cuáles son las razones”.

 

La postura de Boris Arencibia, titular de Caribe Promotions, contradice los argumentos expuestos por la OMB. Él afirmó que Rigondeaux, quien logró desprenderse el 15 de septiembre de su vínculo con su otrora promotor Gary Hyde, peleará en noviembre ante un rival desconocido.

 

Y sobre las razones “desconocidas” de su inactividad es vox populi para fanáticos, promotores, boxeadores y hasta neófitos que el antillano apenas ha peleado tres veces en 31 meses por los enredos con sus promotores y porque sus potenciales oponentes prefieren subir de división: llámense Abner Mares, Leo Santa Cruz y otros, o simplemente evitarlo con el argumento de que “es correlón” y no vende.

 

A RÍO REVUELTO… GANANCIA DE PESCADORES

 

Donaire y Juárez aparentemente serán los más beneficiados con la postura de la OMB. Por obra y gracia divina podrían acceder a la faja de un púgil cansado de vociferar que boxeará con cualquiera que tenga los pantalones de retarlo.

 

Dijo Varcárcel que hay 15 ranqueados y “no podemos castigarlos” para proteger a Rigondeaux.

 

Si hay “15 ranqueados” es totalmente irracional que la OMB no ordenara una pelea mandatoria. ¿Notificó la OMB a alguno de esos 15 ranqueados que era el retador mandatorio?

 

El grupo del cubano expuso que ninguno de esos 15 clasificados de la OMB quiso pelear con él; tampoco quisieron los campeones de los otros organismos y que la OMB no ordenó una mandatoria.

 

Vuelve a quedar en evidencia la contradicción de argumentos.

 

Lo cierto es que Arencibia y Caribe Promotions preparan una demanda contra la OMB. “Vamos a ir con todo contra la OMB y estamos pensando en una demanda. Nunca la OMB nos apoyó para encontrar una defensa obligatoria, jamás se preocupó por decirles a los otros oponentes que se pararan en un ring delante de Rigo, y ahora lo despojan como si fuera lo más natural del mundo. Lo están castigando sin base alguna”, subrayó el promotor al colega Jorge Ebro.

 

Además del conflicto con la OMB, Arencibia también deberá lidiar con la posición de la AMB. (Será un excelente ejercicio para conocer si su compañía tiene lo necesario para encaminar la carrera de un campeón como Guillermo Rigondeaux). En su gestión está la posibilidad de que no se cumpla la sentencia que lanzó el Chacal al conocer la noticia: “si con la faja era difícil encontrar rivales, ahora va a ser mucho peor”.

Vía ESPN

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...