menú del día
Home / / Manchas, Manchitas y ¡Manchados!
Manchas, Manchitas y ¡Manchados!
Por:  / 9 enero, 2017
contraste-pena
Comparte

Lalo Valencia

¡Tardaditos!

¡Ah!, pero ¿cómo no se les ocurrió, hace alrededor de cinco años? Si con “el gasolinazo” se iba a dar cuerpo a la seguridad social, combate a la pobreza y a robustecer la infraestructura, pos Peña Nieto hubiese hecho el llegando y dando, ¿no?

¡Patrañas! El gobierno federal sirve a intereses que, obvio, no son los del pueblo. Lo peor es que creen tener el control. Echaron andar los detonadores, enardecieron a la población para, en unos días, decirnos “la solución” y, así, desactivar al pueblo.

Lo cierto es que el hartazgo poblacional ya estaba incubado desde hace años. El repudio a Peña Nieto estaba en una olla de presión y “el gasolinazo” ya hizo que saliera el vapor, el fuerte calor y no duden que, de un momento a otro, le estallará a Peña en su decaída cara.

¡Error de cálculo! Los actuales priistas creen que pueden hacer lo que hacían los dinosaurios partidistas: activar y desactivar ambientes. El problema es que los Reyes Heroles y los Fernando Gutiérrez Barrios ya no existen, no se dan en maceta y los tecnócratas y yuppies actuales, pues no se la saben.

Activaron, pero se les fue de las manos. Ahora, no será fácil desactivar. En términos comunicacionales sería: Codificaron, pero no saben decodificar.

Claro, en su salud lo hallarán. Van alrededor de cinco años del sexenio y, evidentemente, ya se les hizo más bolas el engrudo; bueno, desde un principio se supo que Peña no daría, sino Pena. No cualquiera llega al quinto año con la sartén por el mango.

¡Avestruz!

Lo peor de lo peor es que al comenzar un “mandato” no se le encuentre la cuadratura al círculo. Y es, precisamente, lo que pasa en Zacatecas: El desgobernador ya no encuentra la puerta.

Se sabía que no iba a dar mucho, pero ni sus huestes se imaginaron que no daría ni una. Lo único que hace es recurrir a la política del avestruz, no da la cara, cuando, la neta, no tiene nada que perder. Al menos miguelito no la daba porque de eso vivía.

Tello pensó (es un decir) que su cliché de “no soy político” le sería redituable, pero ya se vio que nel. La política es un arte que, obviamente, está muy alejado de la intención de Tello. Miguelito nos heredó lo peor.

Sí, no es político y se manifiesta en cada momento; es lo malo de sólo haber sido… ¿cómo les dicen ahora a los Gutierritos?, ¡ah!, sí, un “Godínez”.

La entidad está convulsionada, de cabeza, irritada, no sólo por lo económico, sino por lo político y social. Es ya el triángulo de la muerte, cuando debería ser la pieza toral del desarrollo. Para Fromm sería: físico-mental-social.

Lo risible es que el desgoberador Godínez considera que con unos paliativos y mostrando su “gran amor” a la vicegobernadora va calmar la irritación social. Ni hablar, la ahora denominada “pareja gubernamental”, está pa medicamento, ¡neta!

Miren que celebrar la civilidad y madurez de los manifestantes… sólo se le pudo ocurrir a Godínez.

¿Maestra?

Pos que hoy ungen a Judit, ¡ah!, chido. ¿La alcaldesa del fraude realmente tomará las riendas del gobierno capitalino o sólo será un instrumento de quienes la impusieron? Todos sabemos la respuesta.

Sin duda, será una autoridad sin autoridad. Llega sola. Pagará el costo de la imposición al aceptar en cada “colaborador” una cuota de poder. Lástima, hace años tenía trayectoria, enjundia, carácter, pero, ahora, será un títere del títere.

No me digan que llega con su equipo de trabajo, con los que ella realmente quisiera trabajar. Sobre todo, si se cristaliza que llega de la mano con el #voyatodasoigame, pues no va gobernar, la gobernarán.

Recuerdo que cuando era secretaria general de gobierno, en el sexenio de Arturo Romo, desde un balcón de Palacio de Gobierno, Judit y varios compañeros de la prensa veíamos pasar una marcha del 2 de octubre y Judit comentó:

“No olvido cuando, de muchacha, marchaba con mis pancartas y gritaba consignas por la lucha”. A lo que le recordé: Entonces con usted aplica la frase: “Ahora somos lo que criticábamos hace 20 años”. Se enojó y muy a su estilo soltó: “Ah, pero usted no deja de chingar”. Ojalá no haya también perdido su capacidad de enojo, porque lo va necesitar.

¡Ouch!

Si jorgito miranda es el cerebro financiero y político del quinquenio, ¡ahora lo entiendo todo!

evalenciabarrera13@gmail.com

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.