361f86d5-0515-4056-8476-8d41f687df85

Los intereses políticos antes que el bienestar social de los habitantes de Guadalupe, Zacatecas

0 2

“Jodido y delicado”, esa es la descripción perfecta del alcalde de Guadalupe, Roberto Luévano, pues a pesar de que desde la legislatura de la entidad le ofrecieron 14 millones de pesos para ser invertidos en el Municipio, éste se negó a aceptarlos diciendo que “prefiere gestionar por su parte dicho presupuesto”.

Sin embargo, esta negativa no responde tanto al orgullo personal del alcalde, sino a la sumisión de la línea política que debe guardar y respetar por orden del PRI estatal y del Gobernador, la cual consiste en que no se debe aceptar nada que no provenga de las arcas del partido o del gobierno estatal, hacer lo contrario es un delito de lesa patria.

Esta actitud es muy cuestionable, porque antes que los intereses políticos y partidarios está el bienestar social de los habitantes de Guadalupe. Roberto Luévano es un servidor público, como tal las banderas políticas y los colores partidarios no importan, pues se debe anteponer el interés colectivo, pero con su actitud lo único que está haciendo es retardar una mejora en la calidad de vida de los habitantes del Municipio; ya sea para que gocen de un mejor alumbrado público, se fomenten actividades recreativas y deportivas o se rescaten espacios públicos.

Además, la soberbia y pedantería no caben en un gobernante que brilla por su ausencia en el gobierno municipal. La soberbia y pedantería no caben cuando Guadalupe está entre los tres Municipios más inseguros del estado; cuando las finanzas públicas del Municipio están prácticamente quebradas por manejos irresponsables; cuando la pobreza, el desempleo y la marginación social y educativa han aumentado en la periferia con Zacatecas; cuando prácticamente la infraestructura carretera de Guadalupe está en ruinas.

En fin, al rechazar más recursos públicos con el únicos requisito de que sean invertidos en beneficio de los habitantes del Municipio, el afectado no es el Presidente municipal -obviamente-, sino los ciudadanos de a pie, quienes carecen de los servicios públicos esenciales por culpa de un pésimo gobernante que no vale lo que pesa.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...