Los federales seguían disparando a todos por igual, nos gritaban “oaxaqueños apestosos”: testigo

0 5

Por Emma Martínez/ Enviada especial

La visita Nochixtlán, Oaxaca del subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifriánpara la mayoría del pueblo afectado no significa la pronta recuperación de los cientos de heridos, víctimas de los ataques del 19 de junio pasado, tampoco el resarcimiento de daños de las familias que perdieron hijos, esposos, padres, hermanos y menos aún el acuerdo entre magisterio y gobierno. 

Ya que, aseveran, el dolor, la pérdida, la angustia y la incertidumbre que vivieron ese día, así como los daños perdurarán el resto de sus vidas. Tal como sucede con la familia de René. Su esposa recuerda aquellas escenas, y afirma que no puede describir la desesperación que vivió porque ésta aún la sobrepasaba, puesto que no sabía dónde se encontraban sus hijos y si seguían vivos, mientras veía a su esposo aguantarse el dolor producto de un balazo.

El señor René Cruz Flores herido de bala ese domingo, fue el primer lesionado que accedió a narrar su testimonio a RevoluciónTRESPUNTOCERO, asegurando que se convirtió en una víctima cuando iba Nochixtlán para hacer las compras para la graduación de secundaria de uno de sus hijos. En un primer momento, él pidió a la policía federal le concediera el paso, explicando el motivo de su visita a la comunidad.

Sin embargo, la respuesta de los federales fue agresiva y con groserías; René asegura que enojado por el trato respondió para después darse media vuelta y regresar a su comunidad, pero esto ya no le fue posible, la violencia había dado inicio y las balas comenzaron atravesar el camino, así fue como una le atravesó la pierna. 

IMG_0481

La versión de su esposa, es la de una mujer desesperada que vio el reflejo del dolor y la angustia en el rostro de Renécuando era inevitable detener eflujo de sangre que provenía de su pierna atravesada por un balazo. “Venimos a Nochixtlán mi esposo, uno de mis hijos y yo; René se acercó a pedir paso y fue agredido verbalmente, ya nos íbamos cuando vimos que venían al menos 50 personas a la defensa.

Así fue como los policías comenzaron aventar gases y después a disparar, no me di cuenta cuando a mi esposo le dispararon porque en ese momento mi hijo me dijo ‘mamá son balas vámonos’, era lo que estábamos haciendo, en eso un señor comenzó a pedir ayuda, decía que le había dado un balazo, ‘ayúdenme por favor’ gritó”, declara a Revolución TRESPUNTOCERO, la esposa de René Cruz Flores.

Al hombre herido, según la narración de la señora, lo venían sosteniendo dos personas, quienes le pedían ‘que aguantara’, por lo que ella dejó a su hijo resguardado por el tronco de un árbol y salió a la carretera a pedir ayuda a los vehículos, los cuales no se detuvieron, no así una motocicleta, propiedad de un joven que se ofreció a llevar al afectado a un hospital.

Se accedió de inmediato, puesto que buscaban salvarle la vida, “cuando me doy la vuelta, unos muchachos que me conocen me gritan que le habían disparado a mi esposo, en ese momento comencé a correr hasta donde estaba René, en el trayecto vi a dos heridos más de bala, así que en un ratito fueron tres personas a las que dispararon, ninguno era maestro”, señala.

Ella describe que al momento de ver a René, se intensificó su desesperación y fue una maestra quien los ayudó a salir por un camino descuidado por los policías para que pudieran llevarlo a una clínica en otra comunidad, ya que en ese momento le dijeron que en el pueblo ya no estaban atendiendo a los heridos del ataque.

La esposa de René Cruz, asegura que el pueblo se encuentra a la expectativa, esperando un próximo ataque, “se escucha que van a volver a mandar federales, pero tenemos mayor confianza porque afortunadamente Nochixtlán está siendo apoyado no solamente por las otras comunidades, sino por los estados y países que se dieron cuenta de lo que nos hicieron.

Porque atacaron directamente al pueblo ya no solamente a los maestros. Estamos indignados y dolidos, muchos están dispuestos a luchar, como mi otro hijo a quien le avisaron que habían herido a su papá, él sí venía con mucho coraje y sí entró a enfrentarse con ellos, porque ya el coraje era muchísimo. En ese momento yo estaba aún más preocupada porque en medio del ataque a mi esposo dejé a mi otro hijo, lo perdí de vista, y tuve que acompañar a René al hospital, afortunadamente un maestro me dijo que él se encargaría de mi hijo, quien nos había acompañado ese día“, agrega.

En tanto, Saúltambién hijo de René Cruz, asevera que esa mañana se encontraba en su casa cuando un amigo le avisó que su padre había recibido un balazo, “yo no sabía exactamente qué estaba pasando, pensé que otra era la circunstancia y cuando me dieron detalles salí de mi casa y vine a Nochixtlán cerca del puente, ahí era donde estaban fuertes los ataques.

unnamed (3)

Un maestro me dijo que teníamos que luchar porque nos estaban disparando, yo llevaba piedras y un tubo, pero ellos tenían armas y gases y a un costado entraron los policías estatales y nos echaron montón, nos hicimos de palabras porque ellos empezaron a insultarnos nos dijeron ‘qué hacen aquí pinches revoltosos que nos regresáramos a nuestras casas“, narra el joven en entrevista para RevoluciónTRESPUNTOCERO.

Un grupo más, agrega Saúl, se encontraba escondido en una valla humana hecha por otros policías, “pero los demás estatales estaban tirados sobre los bordos, no se veían porque se encontraban tras los matorrales y desde ahí disparaban, en eso bajó un helicóptero donde habían federales, pero también otros vestidos de civiles, ahí fue cuando abiertamente dispararon”.

Poco después de ese hecho, un grupo de federales comenzó a cargar dos patrullas con cajas, sin embargo en medio de los hechos violentos dejaron una olvidada, así fue como los pobladores se dieron cuenta que en su interior había botellas de mezcal y ropa de dama, similares a las que habían sido robadas de varias tiendas el día que hubo un saqueo donde se culpó a civiles.  

“Así nos dimos cuenta que los que saquearon fueron los federales, porque dejaron caer las evidencias, después de eso volvieron a dispararle a la gente, las ráfagas no paraban, por eso yo me bajé a una barranca. Y por ahí salí cuando ya era incontenible la violencia y no podía exponerme demás”, asevera Saúl.

Quien seguía intentando llegar al hospital donde se encontraba su padre, y aunque logró comunicarse vía telefónica, comenta que hubo un momento en que parecía que la señal estaba bloqueada

 

“Mientras tanto los federales seguían disparando a todos por igual, a todos nos gritaban ‘oaxaqueñosapestosos’‘comechapulines’, nos decían que nos fuéramos a cuidar a nuestros borregos en vez de andar ahí de revoltosos y metiches.

 

Sí, esa es idea que tienen los federales del pueblo por eso nos atacan, ellos no ven que también son del pueblo; yo le decía a un federal que es el pueblo quien les da de comer, son trabajadores de uno pero eso no lo entienden, por eso nosotros en este momento sentíamos más coraje que miedo, señala Saúl.

Y agrega que después de los hechos del 19 de junio pasado es probable que el gobierno “vuelva a atacar”, esto, considera derivado de la postura que ha mostrado hasta el momento el gobierno federal, por lo que para él un próximo episodio violento sí es posible. 

IMG_0480

“Luego de haber vivido todo esto podríamos decir en un momento ‘me voy a encerrar y no saldré’pero ya teniendo enfrente los hechos sabes que no hay modo de dejar solo a tu pueblo porque es una lucha de todo un pueblo no solamente de un grupo, ya que a la hora de los ataques no te preguntaban si eras maestro o no, nos disparaban y agredían a todos por igual”, afirma Saúl.

En tanto la cónyuge de René Cruz, declara que “él fue el primero que llegó a la clínica, pero el último al que atendieron, porque era quien cedía su lugar a los que iban llegando, había muchos heridos peor que él. Por eso decía ‘atiéndanlo a él yo me aguanto, mientras me den algo para el dolor‘.

 

 

Todo eso lo recuerdo y me duele, porque en aquel lugar tambiénhubo francotiradores arriba del hotel Juquila, quienes hicieron los disparos más certeros. Ahí es donde entra el coraje del pueblo. Por eso nosotros afirmamos que ellos no venían a desalojar maestros, ellos venían a matar porque no escucharon a nadie, llegaron directamente atacaron“, asegura la señora.

 

Y añade que una de las pruebas para ellos fue la respuesta que le dieron a su esposo en un primer momento cuando él se acercó, de manera educada, a pedir el paso, asegurando que lo que buscaban los elementos policíacos era que la gente cayera en sus provocaciones, para  proceder a atacarlos, pero como no lo hicieron aún así iniciaron la violencia en su contra.

 

“Nunca vinieron en son de paz a sacar a los maestros y a los padres de familia, ellos ya traían la orden desde allá arribade matar. Por eso en nuestra familia pasa que nada más se escucha un helicóptero y comienza la alerta, mis hijos rápido se preocupan por su papá que está heridoY eso le pasa a toda la gente que vivió los ataques, es miedo pero también es mucho coraje”, afirma la cónyuge del señor René Cruz.

 

A René la bala le atravesó el hueso, por lo que ameritará una intervención quirgica que en ningún momento será financiada por el gobierno federal o las dependencias de seguridad que ese día dispararon en contra de él y de cientos de personas más. Hasta el momento él se encuentra asistiendo a atención médica al pequeño consultorio que el magisterio ambientó en un salón de la escuela AbrahamCastellanos. 

Sin embargo, para trasladarse de su hogar al punto de atención tiene que recorrer entre 30 y 45 minutos en transporte público, puesto que no cuenta con una manera más cómoda y segura de transportación, aun cuando es lo necesario para su herida, ya que al mismo tiempo se mantiene con una férula y muletas. 

 

Pese a las afectaciones físicas que padeció ese día y que tuvieron consecuencias, René reafirma su compromiso “con la razón y la defensa de los derechos humanos”, agregando que lo que le sucedió no será un obstáculo, ya que seguirá manteniendo su apoyo del lado del magisterio.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...