La esperanza no puede esperar

No hay tiempo que perder, la batalla presidencial 2018 ya comenzó

0 19

 
• No hay tiempo que perder, la batalla presidencial 2018 ya comenzó
• Nos enfrentamos al corrupto sistema con nuestra única arma: la verdad

Este fin de semana estuve de visita junto con Andrés Manuel López Obrador en seis municipios de Zacatecas, donde realizamos asambleas informativas para hablar de la situación actual del estado y de México. Fue un enorme placer encontrarme cara a cara con mi gente, esas personas que luchan bajo la bandera de Morena y que me acompañaron en el proceso electoral 2016, y también me dio mucho gusto ver nuevos rostros de quienes miran con desencanto el actual desgobierno del PRI en la entidad.

La organización, la estructura y la confianza que hemos alentado entre los zacatecanos que queremos regenerar la nación, son más fuertes que nunca. La enorme diferencia entre Morena y cualquier otro partido, es que nosotros tenemos un objetivo más noble y más alto: justicia, igualdad, dignidad, seguridad, bienestar para todos.

Hemos comprendido -y así lo demuestra nuestra organización-, que la estrategia correcta es la de actuar con honestidad y sinceridad entre nosotros, y así generar un diálogo abierto sobre los temas que más interesan a la población, a diferencia del PRI-Gobierno que ha apostado por los discursos falsos, por la mentira institucionalizada, por intentar dibujar una realidad diferente desde sus lujosas oficinas, por negarse a ver y sentir lo que se sufre día a día en las casas y las calles de nuestra tierra.

Así pues, la esperanza ahora reside en la rectitud de nuestros ideales, en la confianza recíproca, en el poder del pueblo organizado. Si cuidamos esas tres cosas, el triunfo está asegurado y la caída del corrupto sistema que hoy gobierna será una consecuencia inevitable.

Esperamos los frutos de nuestro trabajo como el campesino espera la cosecha después de sembrar, porque confía en la fertilidad de la tierra. Nuestra esperanza no la depositamos en promesas ni en colores o banderas, nuestra esperanza eres tú, que escuchas este mensaje y que lo entiendes.

Obrador fue muy puntual al señalar las cifras que demuestran el fracaso del gobierno priista a lo largo y ancho del país. Desde la justicia electoral hasta el robo más descarado del dinero público, pasando por la crisis de violencia, el desempleo y la pobreza. Zacatecas nunca había visto tanta sangre, nunca habíamos sentido tanto miedo e inseguridad como hoy que gobierna un partido que ganó robándose las elecciones: árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza.

Falta muy poco para empezar la contienda definitiva que desemboca en la presidencia de México en 2018.
Nuestro candidato será Andrés Manuel y nuestra bandera será Morena.

Tendremos que lidiar con una elección desequilibrada, con un INE cooptado por los intereses del PRI, con una justicia electoral a modo, con la compra de votos y la entrega de despensas, con la intimidación y las amenazas de siempre, con la guerra sucia y el golpeteo mediático de las televisoras al servicio del gobierno y nuestra única arma será la verdad, la honestidad y la rectitud.

Es hoy cuando empieza esa batalla, no hay tiempo que perder: es hora de replicar este mensaje en las calles, en las universidades, en los centros de trabajo, al interior de la familia, con los amigos y con cualquiera que tenga oídos para escuchar. Lo que hace tres años era un murmullo hoy es un grito de esperanza, de victoria.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...