Gobierno desquiciado, Gobernador fracasado

0 104

Por: Rafael Llamas Sabag

Alejandro Tello pasará a la historia de Zacatecas no sólo por haber sido impuesto en la gubernatura con la orden expresa de servir de tapadera a todas las corruptelas de Miguel Alonso, sino también como el Gobernador más ineficiente. En términos llanos: le quedó grande, muy grande, la silla.

Ha pasado casi un año de la imposición y la consecuencias de ésta, se encuentran a la vista de todos: pobreza que agobia a más de la mitad de la población, desigualdad social insultante, violencia generalizada, deterioro galopante de servicios públicos, nulas oportunidades de educación y empleo, corrupción e impunidad desbordadas.

¿Merece Zacatecas esta clase de gobierno? Es obvio que no, ¿Sabe Tello el grado de responsabilidad que tiene en sus manos? Evidentemente que tampoco. Desafortunadamente, el panorama no es nada alentador en el corto plazo, ya no hablemos en el mediano y el largo plazo.

Lo más alarmante es que Alejandro Tello parece no querer o no poder entender la realidad, una realidad que no lleva consigo, que no asume como carga personal y que se empeña en negar o disfrazar. Tiene obnubilada la visión. En esta desesperación y en una clara muestra de intolerancia a la crítica, es que en días recientes arremetió contra los medios de comunicación, diciendo que el tema de su renuncia, o de alguno de sus funcionarios, los medios de comunicación lo traen como una forma de “chantaje” o “presión”, para que se les dé dinero.

No, nada de eso Alejandro. Exigir cuentas y, llegado el momento pedir la renuncia, ha sido un proceso constante y un ejercicio no sólo de los medios de comunicación de la entidad, sino de la ciudadanía para recordarte que estás dando pésimos resultados, resultados que al día de hoy campean en las calles e impactan en la vida de las y los zacatecanos.
Culpar a quienes cumplen una función social, tal y como lo establece la Constitución, es un síntoma de que el gobierno del estado está desquiciado, y un gobierno con estas características es producto, a la vez, de un Gobernador fracasado. Basta de simulación, de culpas y del exceso de justificación, si no pueden con el paquete ¡renuncien!

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...