Financiamiento público a los partidos políticos

0 37

Por Ulises Mejía Haro

Yo Emprendo por Zacatecas

 

La catástrofe provocada por los dos  terremotos ocurridos el 7 y 19 de septiembre del año en curso que azotaron, el primero a los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco y el segundo  a la ciudad de  México, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Guerrero, dejó un saldo en conjunto de millones de familias damnificadas y causaron la muerte de más de 500  personas y la desaparición de 42; destruyeron cientos de edificios, decenas de miles de viviendas, cientos de escuelas, muchos hospitales y cuantiosos daños a la infraestructura carretera, eléctrica, de agua potable, entre otros servicios. El costo de los daños y de reconstrucción a la fecha no se ha cuantificado con precisión, se estima que será del orden  de los 37 mil millones de pesos.

Derivado de estos acontecimientos, la presión de la ciudadanía afloró sobre todo en redes sociales donde millones de personas exigen eliminar el financiamiento de los partidos políticos para destinarlo a la atención de los damnificados por los temblores y a la  reconstrucción de viviendas e infraestructura pública; ante ello,  los dirigentes de los distintos partidos políticos más con un afán de conquistar votos para las elecciones del 2018 empezaron una especie de subasta de “donaciones” de sus prerrogativas y gastos de campaña para el 2018, iniciando con propuestas de recortes de un 25% y llegando incluso proponer  la “donación” del 100% de sus financiamientos.

Algunos de ellos propusieron recortes a su financiamiento a sabiendas que no sería permitido por la Ley, ya que sería una “desviación” como en un principio lo manifestó el Instituto Nacional Electoral (INE), pero para sorpresa de los que solo “blofeaban”, el INE y la SHCP dijeron “que siempre sí ” se podría recortar el financiamiento de los partidos políticos y reorientarlo a los damnificados y a la reconstrucción sin violentar la ley, por lo que tuvieron que “aguantar vara”, porque el recorte será un hecho. Pero la exigencia de la ciudadanía va más allá, no solo pide la eliminación del financiamiento público a los partidos políticos para el 2018 sino para los subsiguientes ejercicios y en forma definitiva.

Preguntó ¿Por qué la ciudadanía en su gran mayoría solo se orientó hacia la suspensión del financiamiento público a los partidos políticos? que para el 2018 de Acuerdo a lo aprobado por el INE asciende a la cantidad de 6,788 millones de pesos (presupuesto que se pondrá a consideración y aprobación en la Cámara de Diputados) para elegir Presidente de la República, Senadores y Diputados Federales; más otros 6 mil millones de pesos que los partidos recibirán a nivel estatal para la elección de ayuntamientos, diputados locales y en algunos casos gobernadores  ¿Por qué no se exigió el recorte en imagen y publicidad oficial del gobierno federal que ascendió a los 8,500 millones de pesos en 2016, lo cual es superior al financiamiento aprobado para el 2018 a los partidos políticos en las elecciones federales; igual aplicaría con los gobernadores que también derrochan millonadas de pesos en publicidad e imagen?  ¿Por qué no recortar los gastos millonarios en gasto corriente innecesario y suntuoso de los gobiernos Federal, estatales y municipales, de los poderes Legislativo y Judicial y de los órganos autónomos como el INE? ¿Por qué no disminuir significativamente las excesivas pensiones vitalicias de los ex presidentes, ex ministros y ex  magistrados? ¿Por qué no vender el avión presidencial ultra lujoso “que no lo tiene ni Trump” y representó al pueblo un  costó 8,000 millones de pesos?, entre otros ¿por qué?

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...