361f86d5-0515-4056-8476-8d41f687df85

“EPN prometió a EE.UU. erradicarlos”; mutilaciones de migrantes provocadas por bandas delincuenciales y autoridades

0 6

(23 de junio, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- Adela es una mujer de 38 años, ella asegura que este año ha sido el peor de su vida. Es originaria de Honduras y fue en enero cuando dio inicio su tragedia, como ella lo califica.

Madre de cuatro hijos, se dedicaba a las labores del hogar mientras su esposo trabajaba como comerciante. Las bandas de Maras Salvatruchas que han penetrado y se han arraigado en dicho país, identificaron a la familia y les exigieron una ‘cuota’ a cambio de dejarlos vivir ‘en paz’, cantidad a la cual ellos no tenían acceso.

Ante la negativa de pagar, en marzo pasado el esposo de Adela fue asesinado; la desesperación por sacar adelante a sus hijos y tratando de evitar que abandonaran la escuela, narra, decidió seguir el ‘sueño americano’, así fue como reunió el dinero que tenía y buscó a un coyote que la ayudara a cruzar México y llegar a Estados Unidos.

Aunque le recomendaron sus servicios y le aseguraron que el que la llevaría hacia el país del norte era una persona de confianza, éste dejó a Adela y a su hija de 16 años abandonadas en las montañas de Palenque, Chiapas.

Sin darles ninguna explicación las dejó solas en el camino, no sin antes ‘sugerirles’ correr, porque si las atrapaban los Maras o alguna autoridad, “habrían valido madres”, les aseguró. Ellas emprendieron el camino sin rumbo, pero antes de pensar en qué harían, vieron acercarse al tren.

No se detuvieron a meditar el hecho de no saber cómo subir al también calificado La Bestia de los migrantes, y cuando parecía que el tren disminuía su velocidad saltaron a éste, sin embargo, Adela resbaló y su pierna izquierda fue a dar a las vías, en segundos quedó cercenada ante los gritos “desgarradores de dolor” y los “litros de sangre que se desbordaban en el lugar”. Ella describe el momento como “el peor dolor de su vida en todos los sentidos”.

Captura de pantalla 2015-06-23 a la(s) 00.12.39

La Casa de Jesús El Buen Pastor, centro de atención en Tapachula para migrantes mutilados, indica que recientemente se han llegado a reportar hasta 25 mutilaciones en cada travesía del tren, las cuales no solamente son provocadas por las bandas delincuenciales, quienes avientan del tren a quienes no pagan una cuota para poder continuar, o por accidentes al no poder subir, sino también por autoridades como la policía municipal, federal o migración, ya que ante el miedo al amedrentamiento, los migrantes saltan y la mayoría cae a las vías, perdiendo incluso hasta tres extremidades del cuerpo (con frecuencia dos piernas y un brazo).

La problemática anterior es una de las varias posibilidades que se presentan el proceso migratorio, el cual desemboca, ya sea en la llegada a la ‘tierra prometida’, o el retorno al país de origen, en donde pasan por situaciones como la explotación del cuerpo, la mutilación y la muerte.

El cuarto lugar lo ocupa la mutilación del cuerpo por La Bestia, el tren en cuyo lomo se transportan los migrantes y que en cualquier punto de las ignotas geografías mexicanas son derribados por diversos adversarios a la comunidad indocumentada.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), anualmente llegan a sostener lesiones graves hasta mil 500 migrantes, de los cuales más de una centena tienen que ser amputados o ya han perdido una extremidad al caer del tren en movimiento, asegurando que en muchos casos, migrantes denuncian que la policía es quien los tira, sin dar oportunidad de una detención sin violencia.

Alfredo tiene 19 años, salió de Honduras poco después de enterarse que había sido seleccionado por la Mara Salvatrucha como un sicario más del barrio, su familia lo ayudó a reunir lo equivalente a diez mil pesos para poderle pagar a un coyote, y así cruzar la frontera México-Estados Unidos.

El muchacho creía que todo iba a salir bien, porque el coyote le aseguró que al llegar le conseguiría un trabajo que lo haría ganar ‘mucho dinero’, además le comentó que se quedaría a vivir con éste por unos meses, mientras conseguía un sitio donde ‘acomodarse’.

Antes de llegar a Oaxaca, el hombre le pidió todo el dinero, Alfredo, al sentirse confiado y pensando que podría llegar a existir, incluso, una amistad, según lo narra, se lo dio, y a los pocos minutos el coyote sacó un arma, lo amenazó e hizo que se bajara del carro de redila en el cual viajaban, lo abandonó en una carretera desierta y ahí fue cuando emprendió la caminata, después de dos horas localizó una casa donde le informaron que estaba cerca de donde pasaba el tren, sin pensarlo se dirigió al sitio.

Al pasar el tren, algunos migrantes extendieron su mano para sostenerlo mientras subía y fue así como en minutos iba viajando a bordo de la Bestia, pero el viaje tan sólo duró una hora, porque fueron emboscados por Maras Salvatruchas, quienes subieron con armas y les pidieron dinero, al asegurarse que Alfredo no llevaba dinero, lo golpearon en la espalda, lo escupieron y lo aventaron del tren, él comenta que pudo haber caído lejos de las vías, pero su ropa se trabó en un fierro, lo que hizo que fuera atraído a los rieles. Alfredo cree haberse desmayado, porque solamente recuerda la luz del sol y después apareció en un hospital, donde se le informó que había perdido la pierna derecha y el brazo izquierdo.

4

Amely Bermudez es una chica de 22 años que viajaba en la Bestia acompañada de su hijo de tres años de edad, ambos originarios de Honduras, ante el pánico que le generó que el tren se detuviera por órdenes de las autoridades, corrió pero su hijo quedó atrapado, ella en medio de la desesperación intentó sacarlo pero no pudo y provocó la caída del infante y la de ella, ambos fueron arrollados.

Al niño el tren le cercenó un brazo y una pierna. Mientras la madre sufrió una herida profunda en la cabeza, la vida del menor fue salvada en espera de que llegue el momento en que pueda obtener las dos prótesis que sustituyan sus extremidades.

1

3

2

Según la defensora de los Derechos Humanos de migrantes en Chiapas, María Luisa Escobar, “Peña Nieto prometió a Estados Unidos erradicar a los migrantes centroamericanos de su territorio y lo ha estado cumpliendo por medio de múltiples operativos, convirtiéndose en un país que deporta gran cantidad de migrantes, los cuales en gran parte de las ocasiones regresan sin una extremidad, sin dinero y también afectados psicológicamente, pero formando parte de la reducción drástica del flujo migratorio”.

Por su parte, María Eugenia Pérez, coordinadora de la Cruz Roja en Chiapas, explica, “les pasó el ferrocarril encima, a algunos les cercenó las extremidades en segundos y a otros se las dejó colgando. Llegando a las salas de emergencia, se intentó salvarles brazos y piernas, pero finalmente no se logró nada, porque aún con los cuidados necesarios, las infecciones, comunes en estas heridas graves, avanzaron y no hubo otra solución para mantenerlos con vida, que amputando los miembros”.

Escobar explica que de los más de 350 mil migrantes que viajan de forma ilegal en el tren, poco más de 175 mil han perdido un miembro, y aunque el cansancio y fatiga de la posición en la que viajan y la intensidad del sol, es la persecución por parte de criminales, “grupo que también incluye autoridades, quienes provocan el trágico destino del pobre que busca un mejor futuro, casi siempre para sus hijos”.

Argumentando que fue 2014 el año en que aumentó el flujo migratorio de menores de edad, y con ello también “pasaron a formar parte de las largas listas de mutilados. Hubo un alta en casos de menores heridos y que requirieron una amputación. Todos los casos son impactantes, pero cuando se trata de menores de tres años, once años, diez años, que incluso en los dos últimos, viajaban solos y perdieron ambas piernas, el impacto es mayor, porque no existen instancias gubernamentales dispuestos a ayudarlos, ya que antes de ser impresionados por la gravedad de su situación física, les preguntan su situación dentro del país, la cual evidentemente es ilegal y aunque no constituye un delito, para las autoridades mexicanas es conveniente y lo hacen parecer así, para desentenderse de la ayuda que es cuestión de humanismo y no de políticas migratorias”.

IMG_0562

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...