El PAN, Padrés y Gándara siembran el terrorismo electoral

0 2

Ilustración: Pe Aguilar / @elesepe1

I.- Gran parte del territorio mexicano está en manos de dos clases de agitación: la legal y legítima –si aún están vigentes los derechos humanos y sobre todo los Artículos 6, 7 y 9, de una Constitución contrarreformada por los cambios peñistas–, donde habrá elecciones para relevar sus cuadros de gobierno. Y la agitación de las delincuencias con todas sus consecuencias funestas, más de muerte que de vida; donde tienen que sobrevivir millones de mexicanos asesinados, desplazados, secuestrados o desaparecidos; y para colmo, mexicanos trabajando como esclavos en los latifundios agrícolas, donde explotan a más de un millón de trabajadores. El país está infectado de crisis. Y la crisis que ya está aquí será devastadora tras las elecciones, si éstas en verdad se celebran como se calendarizaron. Hay entidades donde va en aumento la crispación social. Un ejemplo de esto es Sonora, donde el desgobernador Padrés con el PAN controlado por Gustavo Maderito y su candidato: Javier Gándara, están sembrando el terror contra los nueve partidos de oposición y, sobre todo, contra la oposición que representa el PRI (¿inverosímil, verdad?). Pues los que tienen el poder político y económico sonorense, están dispuestos a crear un estallido social antes que permitir la derrota del PAN a manos del PRI.

II.- Quiere el grupo-pandilla del desgobernador Padres, cosechar la victoria pírrica para el PAN aunque le sea contraproducente y ese “triunfo” manipulando las elecciones le sea revertido. Se corre el peligro de que se anulen los resultados, una vez que el INE rehusó atraer o sea conducir el proceso para elegir gobernador; aunque hay motivos de sobra para haber intervenido, para evitar una grave crisis peor que lo que se anuncia en Guerrero, Michoacán, Jalisco, Tamaulipas, etcétera. Y es que el candidato Gándara está entrado en gastos, y Padrés necesita de protección para no ir a la cárce1 por sus abusos, robos, una presa particular para regar sus tierras y haberse apoderado de los únicos dos pozos de la región (como Javier Gándara, para sus viñedos, cuadras de caballos, su rancho y el control de la molienda y almacenamiento de trigo), buscan cómo desestabilizar a la entidad para sabotear lo que se perfila como triunfo de la oposición o sea del PRI.

III.- Más que competencia electoral, en Sonora está en marcha toda una maniobra electorera, tras haber sembrado el terrorismo contra la oposición de siete partidos que encabeza el PRI, para que el desgobernador Padrés, sus empresarios y su grupo puedan imponer al multimillonario Javier Gándara. Esto para que los siguientes seis años de panismo, estos dos trogloditas vivan arropados bajo el manto de impunidad que supone la gubernatura, y la opinión pública no se entere de todo lo que se han ido apropiando. Padrés quiere dejar heredero para que no lo esculquen y se sepa del botín. La oposición priista libra desigual tarea para relevar en la gubernatura a estos depredadores abusivos que están dispuestos a generar una crisis que anule las elecciones, antes que reconocer su derrota en las urnas.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...