EL CINISMO DE MIGUEL ALONSO…

0 489

Tal como se los mencioné en entregas anteriores el ex gobernador de Zacatecas, Miguel Alejandro Alonso Reyes, se dio una vueltecita por estas tierras para tener una encerrona con quienes, muy seguramente, le armarán todo el “teatrito” rumbo a la senaduría del 2018. El cinismo se le ha convertido en toda una cualidad al ex mandatario.

Circuló el rumor que este personaje asistiría al informe de actividades –muy gris por cierto- de Pancho Escobedo, evento, que pasó sin pena ni gloria, pero, bueno, el punto es que más de tres esperaban ansiosos la presencia de Alonso Reyes, quien por supuesto nunca llegó.

Y obvio que no iba a llegar a un evento tan “soso” y exponerse a los cuestionamientos de la prensa, y darle la cara a los zacatecanos –aún no es el tiempo- por el contrario, esperó paciente, desde su rancho, a que dicho evento terminara, ya que sería el anfitrión de “distinguidas personalidades”, muy seguramente para trazar ruta respecto a las aspiraciones, no sólo de él, sino de su equipo más cercano.

Y es aquí donde pareciera que los amigos de la infancia, claro que me refiero al conta Tello y su entrañable amigo MAR, se han distanciado considerablemente, pues el conta Tello no apareció en la foto porque anda muy ocupado en Estados Unidos haciéndola de representante de los gobernadores y en defensa de los connacionales, mientras que su “amigocho” le come el mandado en casa.

Pero, por qué menciono la palabra “pareciera”, pues muy sencillo, porque como se las gastan nuestros flamantes políticos, todo es posible y hasta puede resultar una tonta estrategia para despistar a más de tres, y en el trasfondo siguen tan amigos como siempre.

Sino entonces por qué no ha movido un dedo el conta Tello para que se castiguen las tropelías cometidas por MAR y compañía. Como diría el personaje del “Cochiloco” de la película “El Infierno” “Una cosa es una cosa y otra cosa, es otra cosa”.

Les explico, si Alejandro Tello es hoy gobernador, pues fue gracias al impulso, respaldo, mochada o como le quieran llamar que su amigo entrañable Miguel Alonso le brindó, así que ese “pollito” se lo debe, sin embargo, queda de manifiesto que la tibieza del hoy gobernador y su falta de oficio político, lo deja “literalmente” en la lona política.

¿Pero, por qué? , nada más y nada menos porque no tiene ni voz, ni voto, no funge como el mandamás del estado, mucho menos lo hace como líder político. Así las cosas, las ratas corren siempre a donde ven una posibilidad, por mínima que esta sea de salvar el pellejo, pero ¿Cómo lo salvarían? Con algo llamado fuero, así entonces, esa bola de corruptos anda buscando una diputación federal, o una senaduría, o una alcaldía, o ya “de jodido” una regiduría, que les garantice impunidad y por supuesto seguir mamando del erario público.

Ante esta realidad, suponen que los zacatecanos no tenemos memoria y que a las vueltas de cambio, se nos olvidará todas las estupideces cometidas y son tan cínicos, que vendrán a vernos la cara una vez más para pedir el voto que necesitan para lograr su cometido. ¿Lo vamos a permitir? Al tiempo.

*Comunicóloga

Correo Electrónico miriam_serranoc@yahoo.com.mx

FACEBOOK: Miriam Serrano

TWITTER: @Miriciga

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...