El bullying, una batalla difícil

0 1

(17 de junio, 2014).- La muerte de Héctor Alejandro Méndez Ramírez, estudiante de secundaria de 12 años de edad, en el estado mexicano de Tamaulipas, fue la gota que derramó el vaso y puso en alerta a las autoridades y a la sociedad mexicana ante el creciente y alarmante problema que hoy en día representa el acoso escolar.

Lo ocurrido con Héctor en Ciudad Victoria, ha desatado en las últimas semanas un intenso debate tanto por parte de la sociedad como de las autoridades para combatir un fenómeno que ha existido desde siempre en todos los colegios del país. En las redes sociales diversas celebridades se han unido a la campaña “El bullying no es un juego” para decir un “¡ya basta!”, al mismo tiempo que legisladores federales de todos los partidos están trabajando en una iniciativa de ley anti-bullying.

Dicha iniciativa pretende establecer un marco jurídico general con la finalidad de prevenir, atender y erradicar la violencia en el entorno escolar. Entre las propuestas planteadas se prevén multas de hasta 350 mil pesos a maestros y padres de familia que hagan caso omiso ante casos de violencia en las escuelas, a parte de las responsabilidades civiles y penales correspondientes. Asimismo, establece la inhabilitación laboral hasta cinco años a los docentes y directivos que no actúen a tiempo ante un acto de bullying.

Bullying.jpg

Sin embargo, la ONG juvenil México Sin Discriminación considera que lo que se está planteando de ninguna manera va a revertir este fenómeno, debido a que los legisladores están ignorando la raíz de esta problemática, que es el resultado de la descomposición social como consecuencia del actual clima de violencia que se ha venido viviendo en los últimos años en el país.

“Son muchos factores, entre ellos la descomposición del tejido social, pero también la apología de la violencia que hay en México, que están en la música, en los libros y en los videojuegos”, señala en declaraciones para El Toque de RNW, Ángel Capitán Tovar, fundador de la ONG, México Sin Discriminación.

Asimismo, atribuye otros aspectos sociales que están estrechamente vinculados con el bullying, como son actos de discriminación, violencia, intolerancia, y que según Capitán Tovar; “no se había visto en otros tiempos”. Además subraya que no se trata únicamente ver el problema del acoso escolar como algo que ya existía, sino como algo que se ha vuelto verdaderamente alarmante.

Combatir el bullying con Derechos Humanos

Ángel Capitán Tovar considera que para hacer frente al acoso escolar no se debe atender únicamente con políticas públicas, sino que también debe haber una involucración por parte de toda la sociedad. De igual forma, lamenta los planteamientos incluidos en la iniciativa de ley anti-bullying, por lo que exhorta a los legisladores a que las acciones que emprendan para hacer frente a esta problemática sean con un carácter de Derechos Humanos con la finalidad de que se respeten los derechos de todos.

“El hecho de que se quiera culpar a los jóvenes que replican actos de violencia no puede ser una solución integral ante este problema tan grande”, afirma Capitán Tovar. Por lo que pretender criminalizar a los jóvenes y encarcelarlos en caso de que ocurra una situación similar a la del estudiante en Tamaulipas, asegura Capitán Tovar, no va resolver absolutamente nada y añade que “llenar las cárceles de niños no va a evitar que el día de mañana ocurran otras desgracias”.

Según una investigación realizada por UNICEF en 2012, y de la cual México Sin Discriminación se ha hecho eco, señala que si bien existen medidas contra el bullying en las escuelas, los maestros están poco o nada capacitados para hacer frente ante casos de esta naturaleza.

Por ello, Capitán Tovar sugiere que la solución debe venir del lado de la prevención y del hábito social como principal política.

“La violencia no sólo se da en las escuelas, muchas veces se replica en la casa, en la calle y también en el ciberespacio, por lo que no se puede culpar únicamente a los maestros y a los niños que imitan la violencia que todos los días ocurre en el país; debe verse desde un contexto más amplio”, señala el joven activista.

De igual modo, sugiere que a los jóvenes que ejercen bullying se les vea también como víctimas de la violencia y reciban al igual que las víctimas atención integral, para que logren comprender la magnitud de sus acciones, así como los jóvenes que presencien este tipo de actos, porque al final corren el riesgo de volverse acosadores o víctimas de bullying, concluye Ángel Capitán Tovar, fundador de la ONG, México Sin Discriminación.

También podría gustarte

Comentarios

Loading...