Claudia Sheinbaum, ¿la manzana de la discordia en Morena?

0 83

Por: Renata Ávila

Piensa mal y acertarás. La noche del jueves, lejos de los tragos coquetos, el aroma a cigarrillo y el perfume barato, fue una noche decisiva para los meses venideros de este país.

Luego de una interesante encuesta, Claudia Sheinbaum, la académica egresada de la UNAM, fue elegida por las bases del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), como coordinadora de organización territorial en la Ciudad de México (CDMX), lo que la perfila como virtual candidata al gobierno de la capital del país, dejando atrás “las ganas” de Martí Batres, Mario Delgado y, por supuesto, del “Chamuco zacatecano”, Ricardo Monreal.

Al conocer la noticia, algunos aficionados catalogaron la misma como un balde de agua fría para Ricardo Monreal que ya se veía tomando protesta en la Capital del país, algunos otros consideran que el más perjudicado con este resultado es Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al haber permitido una mala elección.

Porque por nadie es desconocido lo posicionado que se encuentra el Chamuco en la élite nacional de la clase política y lo astuto que es para salirse con la suya.

Aquí hay dos hechos concretos: Claudia Sheinbaum es la elegida por Morena y Ricardo Monreal no.

Ricardo Monreal, de manera pública, ha expuesto que pese a lo suscitado no dejará Morena, pero llama la atención que unas horas después de la noticia aparezca en sus redes sociales a decir que está a disposición de la determinación de ¿las masas?

¿Qué da a entender?, que si Morena no lo quiere como candidato, independientemente de que renuncie o no a su militancia, él sigue firme de su aspiración a gobernar la CDMX, lo apoye de manera formal o no Morena.

El Partido del Trabajo (PT), ya manifestó públicamente que va con Ricardo Monreal, Movimiento Ciudadano se ha resistido a hacer lo mismo, pero, de acuerdo con algunas fuentes, va por la misma tesitura; se dice que el PRD ya lo buscó, su hija hasta es comadre de uno de los figurines más importantes del PVEM, así que no es para nada descabellado pensar que en un par de semanas o meses se dé a conocer que Ricardo Monreal va por el primer gobierno de coalición en la nueva CDMX, la primer capirotada.

Aunque ¿saben?, no sería novedad para Ricardo esa estrategia, ahí está la experiencia de 1998 en Zacatecas, cuando el PRI impuso como candidato a José Olvera Acevedo y Ricardo se fue al PRD.

Cuando Ricardo sale del PRI en el 98, se va a través de la “Alianza por la Dignidad y la Democracia”, cuando llega al PRD y lucha por la gubernatura de Zacatecas, lo hace a través de su frase: “Un Error Convertido en Acierto”.

Ricardo Monreal es un verdadero animal político, sumamente frío y calculador; cuando Ricardo da un paso ya tiene fríamente calculados los próximos 20. Insisto, no sería descabellado que si Morena no le presta la plataforma, se vaya por otra.

Regresando al tema de Claudia Sheinbaum, llama la atención la forma en la que ganó la supuesta encuesta. Si bien fue la única mujer que competía, hasta este momento se desconoce la metodología que se empleó su designación. Desde mi muy peculiar manera de ver la realidad, este movimiento político lo entiendo como “la paletita al niño chillón”.

Lo mantienes tranquilo, lo entretienes y te sirve para legitimar tu movimiento.

Mientras Martí Batres y Claudia Sheinbaum creen que se salieron con la suya al arrebatarle la candidatura a Ricardo Monreal como históricos fundadores de la Esperanza de México, a Ricardo le dan total libertad para que le sigan coqueteando por otros frentes, para que termine siendo el candidato de otro color o colores.

A la militancia la mantienes contenta, satisfecha, la haces sentir que en Morena su voz sí vale, pero también amplías tus posibilidades, tus cartas para el objetivo mayor: la presidencia de la República.

¿Perder a Ricardo?, ¿perder a Morena?, ¿perder la CDMX y sus 3 millones de votos? o ¿perder la presidencia de la República?, vaya dilema que tenía AMLO, ¿ustedes creen que en verdad AMLO perdió algo con lo suscitado la noche del jueves?, yo creo que no.

A Ricardo quizá le tocará asumir uno de los papeles del melodrama más importantes de su vida, que lo acercará aún más a ser presidenciable, las bases de Morena se mantendrán contentas, quizá Morena no gane la CDMX, y Ricardo Monreal sí, así que al fin de cuentas son votos para AMLO que le ayudarán en la batalla de batallas.

En política a veces se tiene que hacer hasta lo imposible para ganar, así que no son balazos al pie, son estrategias.

Cualquier comentario, sugerencia o reclamo me pueden encontrar en Twitter: @reliav_87 o en Facebook como Renata Ávila.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...