¡Bravo!

0 2

Desde que asumió la responsabilidad de dirigir la Secretaría de Seguridad Pública, es la primera vez que escucho a Froilán Carlos Cruz señalar que la situación actual de seguridad en Zacatecas es preocupante, “más que nada por el ataque a las mujeres”, sin embargo señaló que la gente se siente tranquila porque se trata de una pugna “entre de ellos”, o sea entre los grupos delincuenciales. Y lo más trascendente, no salió el vocero a dar declaraciones, los funcionarios en la materia dieron la cara ¡Bravo!

Empero, en este punto difiero, porque la alarma en Zacatecas está en rojo, es decir, la gente tiene miedo de lo que sucede en materia de inseguridad, evidentemente, como ciudadanos, no podemos dejar de hacer nuestra vida diaria, de por sí, las cosas están del cocol con tanto impuesto y falta de oportunidades, como para todavía perder los espacios laborales que existen o dejar de ir a la escuela.

Ni hablar, con miedo y todo la gente sale diariamente a hacer sus actividades pese a que en Zacatecas las ejecuciones, entre las que destacan los feminicidios, han ido en aumento de una forma desmedida, estamos en situación de crisis y el primer paso para atenderla es reconocerla…

Además no perdamos de vista que los que han perdido la vida, estén o no ligados a estos grupos son hermanos, hijos, esposos, primos, etc., de alguien, así que son muchas las familias que han padecido la muerte violenta de un cercano y con ello la zozobra de que también sean parte de la estadística por esta ola de violencia.

Y en este tenor, el secretario de seguridad responde a la prensa que las ejecuciones es un asunto que impresiona, que impacta, pero que se dan “entre de ellos, entre de ellos”, es decir, entre los diferentes grupos delincuenciales.

Para resolver el problema de raíz no basta con señalar que los hechos de inseguridad que se suscitan en Zacatecas son derivados de las pugnas del crimen organizado, porque en verdad, en esta lucha sangrienta ha habido muertes de personas inocentes, que lamentablemente les ha tocado estar en el lugar y momento equivocado.

El reto es mayúsculo y los zacatecanos merecemos que se brinden resultados, pero sobre todo que a través de políticas públicas nos regresen la tranquilidad y la paz social que nos ha sido abruptamente robada.

Requerimos de funcionarios verdaderamente comprometidos con la encomienda para que se pueda rescatar a Zacatecas de las garras de la inseguridad y la violencia, esperemos que no equivoquen el camino y que, por el contrario, arrecien el paso para lograr el cometido, un Zacatecas seguro.

¡Albricias! ¡Albricias!

Parece que nuestro flamante gobernador escuchó, leyó, entendió el mensaje de la necesidad de aplicar una verdadera austeridad desde el seno de la administración gubernamental y luego de tanto insistir, por fin anunció una reducción de su sueldo y de sus funcionarios de un 20 por ciento ¡Yea! ¡Hurra!, hubiese propuesto un 50% para creérselas.

Además, durante la reunión con su gabinete anunció una evaluación cada seis meses, respecto al desempeño de sus funcionarios, eso quiere decir que la palabra empeñada no será cumplida, pues había aseverado que en enero comenzaría a darles las gracias a aquellos funcionarios que no dieran el ancho en la tarea encomendada. O nos tomó el pelo, o bien, los funcionarios han hecho un excelente trabajo, aunque Zacatecas sigua de cabeza y no dé trazas de enderezarse. Al tiempo.

*Comunicóloga

Correo Electrónico miriam_serranoc@yahoo.com.mx

FACEBOOK: Miriam Serrano

TWITTER: @Miriciga

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...