¡Hoy sí, mañana no!

Cuando está de por medio el interés del país, no se puede aplicar la política robalera: sólo el robalo es el que anda en dos aguas. Desde esa perspectiva es como debe ser visto y entendido el llamado de la semana pasada de Andrés Manuel…